Volver a Artículos

En la ciudad del futuro los autobuses son eléctricos

La capital holandesa es una de las ciudades más ecológicas de Europa.

Si uno de los grandes problemas del planeta es la contaminación provocada por los gases que emiten los vehículos de gasolina y gasoil, y los vehículos eléctricos ya se han inventado… lo único que hace falta es conseguir que la gente los use.


Parecía que nunca iba a llegar, pero en 2025 todo el transporte público de la ciudad de Ámsterdam serán vehículos eléctricos.

A pesar de que existen desde hace ya bastantes años, el uso de los vehículos eléctricos es todavía muy limitado. Por ese motivo Ámsterdam pondrá en práctica una serie de medidas para restringir progresivamente el uso de los vehículos diesel y gasolina, y fomentar los modelos eléctricos en sus calles, según informaron en el pasado Congreso Europeo del Vehículo Eléctrico.

“A pesar de que la contaminación del aire tiene muchas fuentes, es precisamente en el ámbito del transporte en el que la ciudad tiene que ser más eficaz”, decía el encargado del desarrollo sostenible de Ámsterdam, Abdeluheb Choho.

La primera medida del programa “Aire Limpio 2025” será la progresiva sustitución de los autobuses actuales por modelos que funcionen con electricidad.


Autobús híbrido-eléctrico de Volvo.

También se darán subsidios por la compra de vehículos eléctricos, se duplicará el número de puntos de recarga –que llegarán a 4.000 en 2018–; y se irán estableciendo zonas en las que se restringirá el acceso de los vehículos utilitarios y taxis diesel y gasolina, en favor de los que sean eléctricos.


La primera medida será la progresiva sustitución de los autobuses actuales por modelos eléctricos


Para los taxis, además, otra de las medidas de fomento será el estacionamiento prioritario para los eléctricos en la estación central de Ámsterdam.

De esta manera, se pretende hacer que la ciudadanía tenga más puntos a favor de hacerse con este tipo de vehículos, y convertir así la capital holandesa en la primera ciudad “Cero Emisiones de Europa”.


Ámsterdam será la primera ciudad “Cero Emisiones de Europa”


Ámsterdam seguirá de este modo los pasos de otras ciudades como Londres o París en el cierre progresivo al tráfico de los vehículos más contaminantes. Una gran apuesta en favor del planeta, y un modelo fácil de aplicar que más países deberían plantearse.

Volver a Artículos