Volver a Artículos

Árboles con wifi para reducir la contaminación

TreeWifi ha comenzado a instalar sus particulares casas para pájaros en varios puntos de la ciudad de Ámsterdam.
TreeWifi ha comenzado a instalar sus particulares casas para pájaros en varios puntos de la ciudad de Ámsterdam.

AMPARO MONTEJANO – 17 de noviembre de 2016.


Aparentemente, se trata de una casita para pájaros colocada en un árbol de Ámsterdam. Sin embargo, se trata de un innovador invento que quiere motivar a los ciudadanos a mantener el aire de su ciudad limpio a cambio de wifi gratis.


El creador de esta revolucionaria idea es el holandés Joris Lam, que en una entrevista al diario Fast Co Exist explicaba su origen: “En esta era de vigilancia masiva y máquinas rastreando todo lo que hacemos me pareció refrescante diseñar algo tan sencillo como una casita para pájaros”.

Sin embargo, las casitas de TreeWifi son especiales, ya que cuentan con un sistema que mide el dióxido de carbono que hay en el aire.


“Tenemos la misión de limpiar el aire de nuestras ciudades”


Según esta medición, y si los niveles de contaminación están dentro de lo aceptable, el tejado de la casa se ilumina de color verde y, automáticamente, la casa se convierte en una señal de wifi gratuita para todo aquél que esté cerca.

En el caso de que el sistema detecte que el aire rebasa los niveles de polución recomendados, el tejado se ilumina de color rojo y, por tanto, no emite señal de Internet.


El tejado de la casa para pájaros de TreeWifi se enciende de color verde cuando el aire no está contaminado.
El tejado de la casa para pájaros de TreeWifi se enciende de color verde cuando el aire no está contaminado.

Una especie de “recompensa” para los ciudadanos cuando el aire de su ciudad está limpio de gases tóxicos, además de ser un indicador lumínico muy visible del nivel de contaminación.

TreeWifi es una innovadora manera de motivar a los ciudadanos a cuidar la calidad del aire y hacerlos conscientes en todo momento del nivel de contaminación que están respirando con algo tan sencillo como una luz. De esta manera se pueden generar pequeñas acciones individuales –dejar el coche en casa el día que el tejado de la casita está rojo, ir en bicicleta o en autobús, etc.– que en conjunto, podrían generar un gran cambio social que, además, tendría como premio wifi gratis.

Volver a Artículos