Volver a Artículos

La canción de Joan Dausà sobre los refugiados quiere remover conciencias

Joan Dausà es músico, actor y compositor de la banda sonora de las películas “Barcelona, nit d’estiu” y “Barcelona, nit d’hivern”.
Joan Dausà es músico, actor y compositor de la banda sonora de las películas “Barcelona, nit d’estiu” y “Barcelona, nit d’hivern”.

AMPARO MONTEJANO – 19 de diciembre de 2016.


Joan Dausà es un compositor y cantautor catalán que ha decidido, a través de su música, pasar de ser caritativo, a ser solidario. Tras ver una obra de teatro que le hizo reflexionar, decidió componer una canción que sirviera para colaborar activamente con el drama que están viviendo los refugiados.

Ahora, además, su canción forma parte de la campaña “Casa nostra, casa vostra” (Nuestra casa, vuestra casa), un movimiento que anima a la sociedad a movilizarse para exigir un cambio de actitud de las instituciones en la llamada “crisis migratoria”.


¿Qué te hizo escribir una canción de denuncia social como “Com plora el mar” (Como llora el mar)?
Pues ver que el vaso se iba llenando. Vas viendo hacia donde va todo y te das cuenta de que tú estás cantando y podrías ser un altavoz. Y yo no estaba haciendo eco de lo que está pasando fuera.

La gota que colmó el vaso fue un espectáculo que vi en el Teatro Lliure sobre la guerra de Siria. Una de las reflexiones que hacía era la diferencia entre caridad y solidaridad. Muchas veces nos sumamos a una causa aportando dinero y nos sentimos conectados a ella durante unas horas, pero después volvemos a nuestra vida. A eso se le llama caridad. La solidaridad va un paso más allá, es hacer tuya la causa, luchar por ella. Me di cuenta de que yo estaba siendo caritativo, pero no solidario, así que decidí hacer la canción.


“Me di cuenta de que estaba siendo caritativo, pero no solidario”



Y ahora forma parte de la campaña “Casa nostra, casa vostra”. ¿Cómo surgió este vínculo?
Cuando acabé “Com plora el mar” entré en contacto con la gente que estaba a punto de lanzar esta campaña que tiene como objetivo presionar al gobierno catalán para que cumpla su palabra de acoger, como mínimo, los 4.500 refugiados que dijo, y concienciar a la sociedad. Así que decidimos sumar esfuerzos y que mi canción formara parte de su campaña.


¿Qué acciones llevaréis a cabo?
Todos los fondos que se recauden de la canción irán destinados a la campaña, que lo distribuirá entre organizaciones que trabajan en inmigración y refugio. Pero esto es simbólico, ya que la compra por Internet no es muy cuantitativa, así que el objetivo es más de concienciación y difusión de la campaña. Para eso lo que estamos haciendo son encuentros en varios puntos de Cataluña. En ellos la música es la excusa para reflexionar. Además de “Com plora el mar” canto 4 o 5 canciones sobre la justicia social y la lucha por un mundo mejor.



El videoclip de la canción tiene imágenes muy duras. ¿Qué querías transmitir?
El objetivo número uno es que todo el mundo sea consciente de lo que está pasando, así que fuimos muy realistas en la selección de imágenes para hacer que la gente reaccione y tome conciencia. Es un video muy duro pero muy fiel a la realidad.


"Es un video muy duro pero muy fiel a la realidad"


Una de las frases de la canción dice “No entiendo a estos humanos”. ¿Te cuesta entender que se esté permitiendo que esto pase?
Es una reflexión que hace el mar como personaje de la canción, pero también refleja lo atónito que te quedas cuando ves lo que estamos permitiendo. Y que, al no reaccionar, todos somos culpables de lo que está pasando y tendríamos que ponernos las pilas para evitarlo.


En el concierto en el que presentaste la canción dijiste que “La música es un arma de construcción masiva”. ¿Qué quieres decir?
No es una frase mía, pero la escuché y me pareció muy adecuada. Hay que sacar todo el partido posible a la música y construir creyendo que todo es posible.


“Yo también soy opinión pública, escucho música y me remuevo con ella”


Los músicos tenéis un fuerte poder para movilizar la opinión pública. ¿Eres consciente?
Sí, estoy seguro porque yo también soy opinión pública, escucho música y me remuevo con ella. A mi la música me ha hecho pensar y movilizarme, y ahora que yo canto, a mi pequeña escala también lo intento.


Volver a Artículos