Volver a Artículos

La “M” de madre no puede aplastar la “M” de mujer

Laura Baena fundadora del Club de Malasmadres.
Laura Baena, malagueña fundadora del Club de Malasmadres.

AMPARO MONTEJANO – 12 de abril de 2016


Laura Baena no hace croquetas, ni cose disfraces, ni es la mejor en muchas cosas... pero es la mejor madre que puede tener su buenhijo. Ella es la fundadora del Club de Malasmadres, una apología a la sinceridad y la lucha 2.0 para reivindicar la falta de medidas para conciliar la vida familiar y la laboral y romper el mito de la madre perfecta. Ella, y miles de malasmadres más de nuestro país alzan la voz para decir que además de ser madres, tienen más metas en la vida e incluso, planes en los que no entran sus hijos.


1. ¿Cómo nace la idea de crear un Club de Malasmadres?
El club nace de un sentimiento individual mío, de sentirme mala madre cuando me estrené en esta locura maravillosa de la maternidad, sobre todo cuando me incorporé al trabajo después de la baja maternal de la "buenahija1" y me di cuenta de que la conciliación no existía.

No era superwoman y veía que no llegaba a ser la madre perfecta que nos impone la sociedad. Una madrugada decidí crear una cuenta en twitter de nombre malasmadres a modo de desahogo personal y me di cuenta de que había muchas madres que se sentían como yo.


"Cuando volví al trabajo después de la baja maternal me di cuenta de que la conciliación no existía"


2. ¿Qué objetivos tiene el Club de Malasmadres?
El club nació con vocación de desahogo, de terapia 2.0 y de tomarnos con sentido del humor esto de la maternidad.

Con el tiempo ha ido evolucionando y ahora tenemos un blog donde, gracias a un fabuloso equipo de colaboradoras, damos respuesta a temas que nos plantean las malasmadres y rompemos el mito de la madre perfecta. Y por supuesto, una de nuestras luchas es la de la conciliación, porque la renuncia no es una solución.



“Malasmadres quiere romper el mito de la madre perfecta”


3. ¿Qué cosas hace una "malamadre"?
Una malamadre está encantada siendo madre pero no quiere perder su identidad como mujer ni abandonar las cosas que le gusta hacer y, por supuesto, no quiere dejar de ser la profesional que era antes era de ser madre.

4. ¿Existe la conciliación en España?
No, no existe. Actualmente tenemos una petición abierta en Change.org en la que pedimos incentivos fiscales para las pymes que implanten jornadas continuas con flexibilidad horaria. La conciliación es una de nuestras grandes luchas, pero queda mucho camino por andar.


“Una malamadre no quiere dejar de ser la profesional que era antes era de ser madre”


5. ¿Por qué no se escuchan las peticiones de ley para conciliar?
Eso es algo que nos interesaría saber, porque se habla mucho de conciliación pero no se toman medidas reales ni se avanza como nos gustaría.

Por el momento, nuestra petición ha sido escuchada por todos los partidos políticos, que en estas semanas están hablando mucho de conciliación y planteando nuestra medida, así que estaremos muy atentas para ver qué ocurre.

6. ¿El hecho de que haya tan pocas mujeres ocupando altos cargos directivos puede deberse a la falta de medidas para conciliar?
Por supuesto, es una consecuencia de la falta de conciliación. Muchas mujeres se ven obligadas a renunciar por este motivo y es una pena. Hay una fuga de talento femenino brutal y eso hay que pararlo con cuotas, planes de igualdad y medidas de conciliación que no sean discriminatorias.


“Hay una fuga de talento femenino brutal”


7. ¿Nos acercamos cada vez más a un modelo de sociedad que también tenga "malospadres"?
Cada vez son más los padres que reivindican una conciliación para todos. Es muy importante involucrar a los hombres en esta lucha para conseguir un cambio efectivo sobre la base de una sociedad igualitaria. Nosotras estamos en ello con nuestra nueva campaña #somosequipo.


Frase de la psicóloga vasca Arancha Gómez en el programa "Sin ir más lejos."

8. ¿Quién ponía antes de la existencia del Club la etiqueta de “mala madre”?
La sociedad, el entorno social y laboral, los medios de comunicación… Todos somos responsables de haber perpetuado el rol de la madre perfecta.

9. ¿Cómo explicas el hecho de que tengáis tantísimos seguidores?
La clave es que se ha conectado con la necesidad de romper con el modelo social de madre arraigo. Nadie se atrevía a decirlo en voz alta, y mi experiencia personal conectó con muchísima gente que quería compartir sus experiencias.

10. ¿Tus hijas entienden qué es el Club de Malasmadres?
Todavía son muy pequeñas, la mayor siempre me dice: “yo también soy malamadre, mamá…” y a mí me da por reír. Yo solo espero que cuando sean mayores no tengan que pasar por lo que hemos pasado las mujeres de nuestra generación y tengan un futuro mejor sin renunciar a nada. Que la maternidad se entienda como un valor y no como un problema.

Volver a Artículos