Volver a todos los artículos

El alzhéimer borra dos vidas


El 21 de septiembre es el Día Mundial del Alzhéimer y sigue habiendo poco que celebrar. La enfermedad, que lleva diagnosticada 110 años, no tiene fármacos que permitan su cura, por lo que la responsabilidad de atender a los enfermos recae mayoritariamente en sus cuidadores.


El premio Nobel de Medicina Erwin Neher, experto en investigaciones en el campo neuronal, aseguraba hace unas semanas en una entrevista al diario El Mundo que “la investigación de esta enfermedad es un “camino largo” y que las terapias tardarán todavía décadas en llegar.

Es por eso que de momento, el cuidado de las personas con Alzhéimer requiere de gran dedicación y horas. Una tarea que realizan muchísimas personas en nuestro país que se ven en la necesidad de abandonar su vida social y laboral para cuidar de sus familiares enfermos.


Los cuidadores se ven en la necesidad de abandonar su vida social y laboral para cuidar de sus familiares enfermos


En España hay en torno a 1,2 millones de afectados por algún tipo de demencia, siendo el Alzhéimer la más común de ellas (70-75%). Lo que se traduce en que 6 millones de personas (entre afectados, familias y cuidadores) están siendo víctimas directas de dicha enfermedad.

Por este motivo nace la fundación Diario de un Cuidador, que trata de dar a la figura del cuidador el valor que merece, así como de luchar para que el gobierno apruebe un Plan Nacional de Alzhéimer y otras demencias.

En él estarán contemplados los afectados, sus cuidadores y ex cuidadores, para que estos puedan vivir con dignidad. Porque tras el cuidado de los enfermos los cuidadores se quedan con un parón en el currículum que les hace muy difícil reinsertarse en el mercado laboral, y además, no tienen acceso a paro ni a jubilación.


Los cuidadores y ex cuidadores no tienen derecho a paro ni a jubilación


Diario de un Cuidador lucha para que se tenga en cuenta el esfuerzo que han hecho estas personas e incluso, que se valore su experiencia para dedicarse profesionalmente a cuidar a otras personas o formar a personas que lo hagan.

El Alzhéimer borra dos vidas.Firma la petición para que dejen de ser los olvidados de esta enfermedad.

Volver a todos los artículos