Volver a todos los artículos

Escuchar a los mayores para crecer con valores


En el Día Europeo de la Solidaridad Intergeneracional, Afundación lanza dentro de su campaña «El valor de la experiencia» un manifiesto en el que se reivindica en 10 puntos el papel de los mayores en la sociedad y la necesidad de que las distintas generaciones estén conectadas.


Afundación, cuyo principal mecenas es la corporación bancaria Abanca, conmemora esta efeméride con un video en el que mayores y pequeños juntos piden “espacios en los que encontrarse y en los que convivir”.

Para hacer participar a la gente de la iniciativa e invitar al diálogo se han colocado también pósters de la campaña en todas las sedes de la fundación gallega acompañados de post-its donde se podrán dejar mensajes, propuestas y comentarios para lograr la necesaria integración entre las generaciones de “los nuevos y los no tan nuevos”.


En el video del Manifiesto mayores y pequeños piden espacios en los que encontrarse y en los que convivir


Dentro del programa «El valor de la experiencia» se ha desarrollado también la interesante iniciativa Háblame de la inmigración, donde una de las acciones con más acogida ha sido la que consiste en llevar a los mayores a escuelas de Galicia para que expliquen su experiencia en la emigración.


En el programa "Háblame de la inmigración" han participado ya 65 mayores y 461 jóvenes de segundo y tercero de ESO.
En el programa "Háblame de la inmigración" han participado ya 65 mayores y 461 jóvenes de segundo y tercero de ESO.

Tras la primera conversación, los jóvenes tienen que investigar en su propia historia familiar para, en un segundo encuentro, compartir con los mayores lo que han averiguado.

Una manera de que los mayores sean escuchados, y de ofrecer a los jóvenes una visión diferente del concepto que se tiene en la actualidad de la inmigración contada en primera persona por sus compatriotas de más edad.


Una manera de que los mayores sean escuchados y de ofrecer a los jóvenes una visión diferente del concepto de "inmigración"


En una sociedad que cada vez se preocupa más por la tecnología y menos por las personas y la familia, resulta imprescindible recordar la importancia no solo de cuidar a los mayores, sino también de darles el valor que merecen como personas que han vivido la historia, con experiencia, sabiduría y algunos de los secretos más valiosos de cocina, agricultura o costura. Si nadie los escucha su identidad se pierde, y con ella, parte de nuestra historia.

Volver a todos los artículos