Volver a todos los artículos

Is Netflix the new green?


AMPARO MONTEJANO – 30 de enero de 2017.


“Orange Is The New Black”, “Stranger Things”, “Black Mirror”, “House of Cards” o “Narcos”. Nadie vive ajeno a estos fenómenos que han revolucionado la manera de entender y consumir series. Netflix tiene gran parte del mérito, y sin embargo, todavía le queda un reto por cumplir.


El streaming de vídeo no deja de crecer. En 2015 representó el 63% del tráfico global de Internet, y de esta cifra la plataforma Netflix se queda con un tercio del pastel en norteamérica. Además, según auguran las cifras con las que cerró el pasado año, su crecimiento seguirá en aumento.

Netflix acabó 2016 con un beneficio de 176 millones de euros y cuenta ya con 93,8 millones de suscriptores en todo el mundo.

Esto provoca que la cantidad de energía que necesita para transmitir y almacenar sus contenidos sea muy grande, y la fuente de la que obtiene esta energía, determinante para la preservación del planeta.


"Netflix necesita una gran cantidad de energía para transmitir y almacenar sus contenidos"


Es por eso que la ONG Greenpeace ha iniciado una petición para solicitar que Netflix se comprometa, como ya hicieron antes otros gigantes tecnológicos, a utilizar energías renovables para desarrollar su actividad.

Según el informe de Greenpeace “Clickin Clean 2017”, la huella energética del sector de las tecnologías de la información equivale ya a un consumo de aproximadamente el 7% de la electricidad mundial.

Y aunque algunos gigantes como Facebook, Apple o Google ya han hecho efectivo su compromiso de priorizar las energías verdes, todavía quedan muchas que no lo han hecho.


Whatsapp asegura que los 60 mil millones de mensajes que se envían cada día no dejen rastro de contaminación, Youtube se ha comprometido a alimentarse 100% con energías renovables y Facebook puso en 2011 un ‘No me gusta’ al carbón.

En la actualidad, la plataforma Netflix utiliza tan solo un 17% de energía limpia, mientras que el resto proviene en un 24% de gas natural, un 30% de carbón y un 31% de energía nuclear.

Como dice el video que acompaña la petición de la ONG, “Netflix ya ha cambiado la televisión a algo mejor. Ahora vamos a ayudarles a cambiar el mundo”.


"Netflix utiliza solo un 17% de energías renovables"


Según afirmaron sus directivos a finales del año pasado, Netflix tiene ambiciosos retos para 2017. Quiere aumentar las series de producción propia, quiere seguir incrementando su infraestructura y quiere seguir ganando suscriptores. Sin embargo, para crecer de manera responsable tiene que concienciarse del entorno en el que trabaja.

Si ante las políticas migratorias del nuevo presidente de Estados Unidos, Donald Trump, no ha dudado en posicionarse, en lo que respecta a su contribución para la preservación del planeta tampoco debería tener ninguna duda.


“Es tiempo de unir nuestros brazos para proteger los valores estadounidenses de libertad y oportunidad” – Reed Hastings, presidente ejecutivo de Netflix.


Firma la petición.


Video de Greenpeace Argentina.

Volver a todos los artículos