Volver a Artículos

Jan Millastre: volver a nacer de entre las llamas

Jan es de la localidad catalana de Figueres y le gusta pasear con su perra Mel.
Jan es de la localidad catalana de Figueres y le gusta pasear con su perra Mel.

AMPARO MONTEJANO – 25 de noviembre de 2016.


El próximo mes de diciembre Jan Millastre cumple 40 años, y hace 19 que sufrió un accidente laboral que le provocó quemaduras muy graves en el 90% de su cuerpo. A pesar de que le dieron 24 horas de vida, Jan logró recuperarse y “volver a nacer”. Nos explica que tuvo que aprender de nuevo a respirar, a caminar, y sobre todo, aceptar que, a partir de ese momento, sería otro rostro el que vería cada mañana en el espejo.


1. ¿Qué supuso para ti el accidente?
Me cambió totalmente la vida. Cuando me quemé no era consciente de la gravedad, tardé casi 4 meses en entender lo que me estaba pasando. La parte física es muy dura, pero luego viene la psicológica, que es aún peor. Eres una persona nueva a la que, por las quemaduras, le ha cambiado la cara, las manos y todo el cuerpo.


2. ¿Por qué decides crear la Asociación KREAMICS?
Un día mi médico me pidió que hablara con un chico quemado al que estaban a punto de dar el alta para contarle mi experiencia y animarlo. Me di cuenta de que podía ayudar a otras personas y sacarles una sonrisa, y que además, para mi era muy gratificante.


“Eres una persona nueva a la que, por las quemaduras, le ha cambiado la cara, las manos y todo el cuerpo”.


3. ¿Qué ofrecéis desde esta asociación?
Somos un grupo de amigos que estamos en la misma situación y sabemos de lo que hablamos. Damos apoyo psicológico para que los pacientes que han sufrido quemaduras puedan volver a la sociedad y rehacer su vida. También hacemos salidas en grupo e intercambios de experiencias de los pacientes y su entorno, que también lo pasa mal. Hace falta valentía para enfrentarse a las miradas de la gente o incluso a las críticas.



4. Supone muchas barreras haber sufrido quemaduras graves?
Lo primero que tienes que hacer es aceptarte tú como eres. Valorar la suerte que tienes de estar aún vivo, proponerte retos e intentar cumplirlos. Un accidente de este tipo te cambia la vida, y la rehaces de otra forma que, normalmente, acostumbra a ser mejor que la anterior porque ves las cosas de otra forma.

Hay que ser consciente de que llamas la atención cuando entras en los sitios y tratar de romper el hielo con naturalidad. A los pocos minutos de hablar con alguien ya pasas a ser una persona corriente.


“Rehaces tu vida de otra forma que acostumbra a ser mejor que la anterior”


5. Hacéis también taller de maquillaje terapéutico. ¿Que importancia tiene el maquillaje?
Yo me maquillo cada día cuando me levanto para homogeneizar la cicatriz de la cara. Lo llamo “camuflar”. Me dibujo las cejas, me perfilo mis labios… sirve para intentar pasar más desapercibido y subirte la autoestima. En mi caso es difícil pasar desapercibido, pero se pueden camuflar otras cosas como el escote de una mujer o las manos. Da más seguridad para salir a la calle.



6. Como ha influído esto en tu personalidad?
Yo he cambiado mucho. No sé cómo hubiera sido mi vida sin el accidente, pero ahora valoro mucho más las cosas. Yo trabajaba en una empresa, jugaba al fútbol, hubiera sido más o menos feliz, no lo sé, pero mi vida hubiera seguido otra dinámica.

Sin embargo ahora he conocido patologías como las quemaduras u otras discapacidades, hace 15 años que estoy en una ONG con la que llevamos sillas de ruedas a Guatemala y Cuba, y he tenido la suerte de ver mundo y conocer otras realidades. Ha hecho crecer mucho mi ego personal y estoy bastante orgulloso del cambio de mentalidad que me supuso el accidente.


“Ha hecho crecer mucho mi ego personal”


7. ¿Qué cosas dejas de poder hacer tras sufrir quemaduras de este tipo?
Lo que tengo que hacer es hidratar mucho la piel. El sol es nuestro enemigo, sobre todo los primeros años. Podemos ir incluso a la playa, pero siempre vigilando que no sea en las horas que más da el sol, o utilizando manga larga, un gorro, etc.


8. ¿Con qué medidas podría mejorar la calidad de vida de las personas que han sufrido quemaduras graves?
Pues por ejemplo que las cremas hidratantes y solares que necesitamos entren en la Seguridad Social. Ahora se habla mucho de pobreza energética y hay gente que se quema con velas porque no tiene calefacción. La gente quemada que no tiene recursos no puede permitirse ni una crema hidratante y se puede quemar con el sol, y eso es también muy triste.

También ayudaría, ya que somos un grupo muy reducido, que la gente tuviera más información sobre nosotros. Mucha gente cuando te ve cree que no puede tocarte porque te haría daño y no es así. Hay mucho desconocimiento.


Volver a Artículos