Volver a Artículos

La magia de Emma Watson pinta de verde la alfombra roja

La actriz Emma Watson en la Gala Met de Nueva York el pasado fin de semana.
La actriz Emma Watson en la Gala Met de Nueva York el pasado fin de semana.

La que un día fuera la sabelotodo Hermione no ha dejado de dar lecciones desde que acabó el rodaje de la última película de la saga de Harry Potter. Lecciones sobre derechos de la mujer, sobre la importancia de fomentar la educación en países subdesarrollados y ahora, sobre la necesidad de avanzar en la utilización de materiales sostenibles para preservar nuestro planeta.

Su manera de demostrarlo no podía ser mejor: acudiendo a la gala Met de Nueva York con un espectacular vestido confeccionado con hilo fabricado a partir de botellas de plástico reutilizadas, con forro de seda y algodón orgánico y cremalleras de plástico reciclado.

La actriz, junto con Margot Robbie y Lupita Nyong’o formaban parte del Green Carpet Challenge, un proyecto de moda sostenible lanzado por Livia Firth que pretende poner en el punto de mira los problemas generados por el modelo actual de producción textil a través de la creación de vestidos éticos para grandes eventos.


Lupita Nyong’o, Margot Robbie y Emma Watson formaron parte de la iniciativa Green Carpet Challenge.
Lupita Nyong’o, Margot Robbie y Emma Watson formaron parte de la iniciativa Green Carpet Challenge.

“Green Carpet Challenge propone la creación de vestidos éticos”


Una iniciativa que, aunque simbólica, pues se trata de un cambio actitudinal en casos puntuales, adquiere mucha relevancia dada la gran cantidad de personas que ponen sus ojos en este tipo de eventos y los vestidos que las actrices llevan en ellos.

La carrera de Emma Watson como activista viene de largo. Su discurso #heforshe como Embajadora de la Buena Voluntad de la ONU Mujeres dio la vuelta al mundo. En él apelaba a la lucha por la igualdad de género en todos los aspectos de la vida como la política, el empleo y los derechos sociales para lograr una verdadera sociedad libre.

De hecho, ambas acciones están relacionadas ya que Emma considera que su lucha por la moda sostenible es “absolutamente un asunto feminista”, ya que la mayoría de las fábricas explotan a trabajadoras.

Un gran ejemplo, con un gran impacto social, que se puede imitar a menor escala con algunas marcas que trabajan en esta línea.

¿Quieres ser embajador de la moda sostenible también?

Tentree Planta 10 árboles por cada prenda que vende y llevan ya ¡más de 8 millones de árboles plantados en países como Madagascar o Etiopía.

Slowers Zapatos que no siguen las modas y por tanto no pasan de moda. Se fabrican bajo 3 preceptos:
respetan al medio ambiente (usan tejidos orgánicos certificados), respetan a los animales (no usan ningún material de origen animal) y respetan a las personas (fabrican en un taller familiar en Elche).

Volver a Artículos