Volver a Artículos

La sonrisa verdadera que destapa el autismo

Juanma y Sergio recorrieron en su viaje 1.300 kilómetros juntos sobre una bicicleta tándem.

AMPARO MONTEJANO – 1 de abril de 2016


Juanma y Sergio Aznárez son dos hermanos de Cuenca que hace un año emprendieron un viaje de 1.300 kilómetros que les ha hecho crecer y cambiar.

Sergio es ciego de nacimiento y a los 6 años le diagnosticaron autismo. Esta doble discapacidad sobre la que no había mucha información hizo que su infancia fuera complicada. Sin embargo, gracias a las personas que han estado a su alrededor, y a la sonrisa que nunca pierde, el camino ha sido mucho más fácil y hoy, su hermano Juanma lo define como “Superhéroe”.

Juanma nos cuenta que el documental “La sonrisa verdadera”, de Juan Rayos, logra “explicar” a Sergio en una hora y media, y reivindica que todos somos distintos y merecemos las mismas oportunidades de vivir la vida al 100%.


1. ¿Cómo es Sergio?
La esencia de mi hermano es que es una persona pura, sin ninguna maldad, sin doble fondo, y eso es precioso. De aquí viene el nombre del documental, “La sonrisa verdadera”, porque si Sergio sonríe es que está encantado y le apetece, no espera nada a cambio ni entiende que sea una herramienta con utilidad social como nosotros. Mi hermano tiene una forma de regalar felicidad auténtica sin pedir nada a cambio que, teniendo sus dificultades sociales, tiene aún mas valor.

Durante la producción del documental, por ejemplo, había momentos de estrés, pero cuando me subía al coche con él y lo miraba, todo desaparecía, porque veía que él acepta la vida como viene, en sus condiciones y sus circunstancias, y esta es una lección constante que Sergio nos da.


"La esencia de mi hermano es que es una persona pura, sin ninguna maldad, sin doble fondo, y eso es precioso"


2. ¿Te ha marcado vivir al lado de alguien como Sergio?
Claro, y para mejor. Crecer al lado de Sergio te hace mejor persona porque entiendes que tienes al lado a alguien a quién le vas a contagiar todo porque vive mucho de nuestras emociones, y esto te hace ser más entusiasta y positivo.

Esto es una de las cosas que queríamos transmitir en el documental, que por tener un hijo o un hermano con una discapacidad no ha llegado una tragedia a tu vida, sino que puede ser todo lo contrario y cambiarte para bien.


"Tener un hijo o un hermano con una discapacidad te puede cambiar la vida para bien"


3. ¿Qué muestra el documental?
Es un viaje de Cuenca a las gargantas del Todra en Marruecos, unos 1.300 kilómetros en bicicleta tándem para ver a Mati, una antigua amiga de Sergio que fue clave en su vida y la de mi familia. Nos ayudó mucho porque entendía a Sergio muy bien y por ejemplo fue la que nos recomendó las clases de piano, que desde los 4 años le han conectado muchísimo con la vida.

Decidimos que ir a verla sería un gran regalo para Sergio, y una manera perfecta de mostrar como es a través del viaje y de entrevistas a personas como mis padres o la propia Mati que explican que el hecho de que Sergio esté así no es algo fortuito, sino que ha sido un proceso que ha requerido mucho trabajo.



4. ¿Recibisteis información suficiente sobre cómo tratar a Sergio?
No, pero tenemos una suerte tremenda de tener la familia que tenemos y mis padres se han esforzado mucho. La psicóloga de Sergio nos ha dicho muchas veces que trabajaba de forma intuitiva, porque no hay casi información sobre esta doble discapacidad. Tardamos años en encontrar un colegio en el que supieran tratarle. A los autistas se les ayuda con pictogramas, pero a uno que es ciego eso no le sirve.

Se trabaja de manera muy generalizada con las personas con alguna discapacidad. De nada sirve hacer figuras de papel maché si eso no tiene ningún sentido para ellos. En cambio si yo estoy enfermo y le digo a mi hermano “tráeme un vaso de agua”, para él eso le produce satisfacción porque entiende que con eso me está ayudando. Hay que encontrar actividades que ellos entiendan, no simplemente llenar sus horas.


"Tardamos años en encontrar un colegio en el que supieran tratar a Sergio"


5. ¿Qué aporta a una historia como la vuestra tener un documental?
Da un impulso tremendo. Es mucho trabajo, pero la recompensa es maravillosa y además es un regalo para toda la gente que ha conseguido que Sergio esté donde está. Porque él tiene el mérito más grande, pero todos los que le rodean también.

Y además sirve para animar a otras familias a seguir trabajando con sus hijos. En las proyecciones vienen y te dan las gracias, y poder ayudar a alguien así es precioso.

Sergio y Juanma durante el rodaje del documental.

6. ¿Cómo definirias tú el autismo?
La verdad es que es muy complicado. Me da la sensación de que conocemos los síntomas y cómo se comporta una persona con autismo, pero qué es realmente… aún está por descubrir. El autismo es otra forma de entender, de programar las cosas en la cabeza, y al final eso se deriva en la comunicación.

Tiene que ser muy complicado no entender que hay ahí fuera, ni cómo responder a los estímulos, pero cada persona es tan distinta que, sinceramente, y conviviendo toda la vida con una persona con autismo, te diría que todavía no sé lo que es.

7. ¿Y qué destacarías de la forma de ser de Sergio?
Lo que más transmite es su felicidad. A veces me da envidia sana porque no es como nosotros, que nos alimentamos de lo que pasó ayer y de lo que vendrá mañana. Él vive el presente, y para muchas cosas eso es maravilloso, porque disfrutas lo que tienes y no esperas nada más. Mi hermano vive cada día así sin hacer ningún esfuerzo, y eso le da un punto de felicidad muy sana, muy sencilla y muy bonita.


"Él vive el presente y para muchas cosas eso es maravilloso"


Volver a Artículos