Volver a Artículos

La tecnología revoluciona el transporte

Foto de Hyperloop Transportation Technologies (HTT).
Foto de Hyperloop Transportation Technologies (HTT).

REDACCIÓN – 25 de enero de 2017.


La tecnología marca las líneas de la innovación, y la evidencia de que estamos acabando con los recursos del planeta hace que esta evolución vaya en la dirección de diseños y técnicas más sostenibles. El transporte no se ha quedado al margen de esta tendencia.


Coches independientes del petróleo.
Los coches eléctricos se comercializan desde hace más de 10 años, pero la falta de fomento y facilicidades por parte de los gobiernos hace que su propagación esté siendo muy lenta. Sin embargo, en el último año sus ventas han aumentado siginificativamente.

Se trata de vehículos que no producen contaminación atmosférica ni acústica, y que no necesitan petróleo, ya que la electricidad que consumen se puede generar con fuentes de energía renovables como la energía hidroeléctrica, eólica o solar.

En España, a pesar de ser uno de los países en los que menos presencia tienen, las ventas experimentaron un crecimiento de un 51,5% en 2016, logrando un total de 4.746 vehículos matriculados durante el año.

Los coches híbridos, por su parte, sufrieron crecimiento de un 68%, llegando a una cifra de más de 31.000 coches matriculados.


“Las ventas de coches eléctricos subieron un 51,5% en 2016”


Para fomentar su adquisición, las grandes ciudades cada vez habilitan más puntos de recarga de coches, e instauran medidas como prohibir la entrada de vehículos diesel o gasolina en las ciudades cuando se superan los límites de contaminacion permitidos por la OMS, o incentivar económicamente los vehículos eléctricos.


El BMW i3 es el primer coche con certificado de emisiones de CO2, un documento que muestra las emisiones del vehículo desde que esté en la cadena de suministro hasta su fase de reciclaje.
El BMW i3 es el primer coche con certificado de emisiones de CO2, un documento que muestra las emisiones del vehículo desde que esté en la cadena de suministro hasta su fase de reciclaje.

Por otro lado, lo que parecía una utopía de películas o series se ha convertido en realidad: los coches eléctricos autónomos, que funcionan sin la intervención constante de un ser humano, están empezando a recorrer algunas ciudades.

Tesla, Google o Uber son algunas de las compañías que están inviertiendo en ellos, y aunque falta mucho para su generalización, la teconología ya ha demostrado que es una opción factible.


Trenes supersónicos.
El futuro ferroviario pasa por los tubos de vacío en los que los trenes pueden circular a velocidades de hasta 1.100 km/hora. La empresa que está llevanto esto a cabo es Hyperloop Transportation Technologies (HTT).

Estos trenes funcionan con un sistema de levitación magnética en el que los vagones van por unos tubos anclados al suelo. Y lo mejor de todo, con un reducido consumo de energía.

En Europa, la primera línea conectará Brno, en República Checa,con Bratislava, en Eslovaquia, en tan solo 10 minutos.


"Los trenes Hyperloop circulan por tubos de vacío a velocidades de hasta 1.100 km/hora"


Bicicletas para ganar un Tour de Francia.
Las bicicletas siempre han sido el transporte ecológico por excelencia. Sin embargo, la teconología ha permitido que su mecanismo, casi intacto desde su invención, vaya un paso más allá con ayuda de la electricidad.

Estas bicicletas incorporan un motor eléctrico con el que se aumenta su velocidad notablemente. Además, aprovechan la tecnología para añadir a estos vehículos dispositivos que permitan medir la velocidad o la distancia recorrida así como sistemas antirobo.


Volver a Artículos