Volver a Artículos

“En la Unión Europea hay países en los que los niños gitanos van a colegios de discapacitados”

María en una de las escenas del documental "México Flamenco".

AMPARO MONTEJANO – 24 de noviembre de 2015


María Rubia está muy orgullosa de ser gitana, pero no le gusta el concepto que la gente tiene de ellos. Frases como “te has puesto como una gitana” o “no dejes a los niños fuera que se los llevan los gitanos” no solo no ayudan a cambiar esta visión, sino que afectan a su autoestima y a la construcción de su identidad.

María coordina la Asociación Intercultural Nakeramos, donde realizan actividades sociales que favorezcan la cohesión de la comunidad gitana y la interacción con otras culturas.

1. ¿Cómo nace Nakeramos?
Fue en el 2002 que con un grupo de amigos de la Universidad montamos Nakeramos?, que en la lengua gitana, el romaní, quiere decir, ¿No hacemos nada?.

Empezamos con talleres de alfabetización, cafés tertulia con mujeres, y debates que sirvieran para romper todos los estereotipos que la propia comunidad tiene asimilados.

2. ¿Influyen estos estereotipos en la identidad gitana?
Totalmente. Es la ley de la profecía, si tu a un niño le dices desde pequeño “que malo eres”, al final ese niño es malo. Los gitanos han sido un pueblo que siempre ha sido sinónimo de problemas, y eso va calando tanto en el subconsciente de la comunidad, como de la sociedad en general. Hay mucha falta de autoestima en la comunidad gitana, muchos creen por ejemplo que ellos no sirven para estudiar.

3. ¿Existe falta de conocimiento de la sociedad sobre los gitanos?
Muchísimo, incluso dentro de nuestra propia comunidad. Hay quien dice que venimos del norte de la India, otros de Oriente Medio… lo que es seguro es que es un pueblo muy expandido. Los que vinieron a Cataluña tenían oficios como la herrería o eran artistas. De ahí el mito de que el gitano no trabaja: no es que no trabaje, es que llegaron más evolucionados y no querían vivir bajo el sistema feudal que había aquí.

Tras una campaña de protesta, La RAE rectificó su definición de GITANO, en la que utilizaba el término trapacero, que a su vez define como el que "con astucias, falsedades y mentiras procura engañar a alguien”.

4. En 2011 Nakeramos participa en el documental México Flamenco, que la Fundación Tomando Conciencia co-produjo. ¿Cómo nace este proyecto?
Antonio El Barullo quería hacer algún proyecto social con gitanos y dio con nosotros. Quería hermanar la música flamenca y la de México, porque todos nosotros hemos adaptado alguna vez una canción mejicana en una comida familiar.

México Flamenco es genial, y tiene ya más de 18.000 reproducciones en Youtube, porque yo creo que para bien o para mal, la palabra gitano en sí misma llama la atención.

5. ¿Qué rasgos diferencian la cultura gitana?
Nosotros mantenemos unas tradiciones que nos identifican, pero también somos muy diversos y estamos impregnados del lugar al que pertenecemos. Un gitano catalán hace escudella y sopa de galets en Navidad, y un gitano andaluz hace potaje andaluz.

6. Pero ¿Qué tradiciones compartís?
El luto por ejemplo es muy importante para nosotros. Eso que nuestras abuelas hacían, nosotros lo mantenemos durante meses o incluso años. O la solidaridad, si tenemos un familiar en el hospital no contemplamos estar en el sofá de casa mientras hay una persona sufriendo, y por eso vamos todos allí.

Uno de los principios de ser gitano es dejar de ser individual, y formar parte de un grupo que es tu familia. Los gitanos no toman las decisiones individualmente, yo no me voy a Londres a estudiar un año si soy un eje fundamental en mi familia, sea económico, o sea emocional.

7. ¿Por que hay rechazo al pueblo gitano?
Es una cosa que se ha incrustado en el cerebro de la gente ya, siempre han sido “el problema gitano” porque eran libres y no querían someterse. Somos comparables a los antisistema de ahora.

Pero hay injusticias que se cometen en Europa con los gitanos muy preocupantes. En Hungría hay un grupo paramilitar que hace patrullas y da un toque de queda para que a partir de cierta hora los gitanos no pueden bajar a la ciudad. Y en Eslovaquia aún hoy existen colegios solo para niños gitanos e incluso algunos van a colegios de discapacitados. Pero esto no sale en los medios, solo sale Palabra de gitano y Los Gipsy Kings, y todo esto no se ve.

Hoy, 26 de noviembre a las 20h proyección de México Flamenco en el Centro Cívico del Besòs de Barcelona, dentro del ciclo Infusión Flamenca.

Volver a Artículos