Volver a Artículos

La desigualdad no nace, se hace

Campaña del Instituto Vasco de la Mujer para el 8 de marzo.


Dos amigas argentinas que deciden cumplir su sueño: coger una mochila e irse a viajar durante un mes y medio por Sudamérica para hacer “La ruta del Sol”. Recorrieron primero Perú y después Ecuador, lugar donde fueron asesinadas por dos hombres. Por eso, en el Día Internacional de la Mujer es imprescindible reivindicar que la igualdad aún no es un hecho, y que si queremos un cambio en la sociedad hay que empezar a educar diferente.


En esto se basa la campaña de este año de Emakunde, el Instituto Vasco de la Mujer. Bajo el lema “La desigualdad no nace, se hace. Podemos cambiarlo. Hagamos igualdad” vuelven a poner en el punto de mira los mensajes que reciben niños y niñas de pequeños y que sirven para perpetuar los estereotipos de una sociedad patriarcal y machista.

Las niñas crecen recibiendo mensajes relacionados con la belleza, la bondad, la discreción, los cuidados y la dependencia, mientras que los que les llegan a los niños son de éxito, agresividad, ambición o negación de los sentimientos.

Los mensajes que reciben niños y niñas perpetúan los estereotipos de la sociedad machista

Ideas que van calando y que se convierten en la base de como los niños desarrollan tanto su personalidad como las relaciones que mantienen con el otro sexo.

Uno de los carteles de Emakunde para la campaña del Día de la Mujer de 2016.

Los carteles de la campaña de Emakunde comparan algunas de las frases que se suelen decir a los más pequeños: “Mandona” contra “Madera de líder”, o “¡Qué bonita es mi niña!” frente a “¡Eres un campeón!”. Ejemplos que evidencian que dejar de perpetuar la desigualdad entre sexos es básico para eliminar la imagen de que las mujeres necesitan protección, y ellos son protectores.

Con el asesinato la semana pasada de las dos jóvenes turistas argentinas en Ecuador, Marina Menegazzo y María José Coni, este debate volvió a abrirse. Porque tras conocer la noticia del asesinato algunos medios de comunicación daban el dato de que las chicas “viajaban solas”.

Algunos medios alegaron que las chicas "viajaban solas"

Como respuesta a esto se originaron muchos mensajes en las redes sociales con los lemas #ViajoSola y #Niunamenos para denunciar la violencia machista, por supuesto, pero también para rechazar la idea de que las mujeres, por el hecho de serlo, no puedan viajar sin compañía de hombres.


Ilustración compartida por la periodista venezolana Adriana Herrera.

Porque esto no debería ser ningún problema, el problema real es que la sociedad identifique a las mujeres con la debilidad, y que se sigan dando a diario situaciones en las que las mujeres son tratadas como inferiores. Por todo esto, en este 8 de marzo, reivindiquemos un día más la necesaria y lógica IGUALDAD entre los hombres y las mujeres en todos los ámbitos y en cualquier parte del mundo.

Volver a Artículos