Volver a Artículos

Pallapupas: payasos que llevan el arte a los hospitales

Angie Rosales empezó su formación como payasa de hospital con la organización Sonrisa Médica de Mallorca.
Angie Rosales empezó su formación como payasa de hospital con la organización Sonrisa Médica de Mallorca.

AMPARO MONTEJANO – 5 de diciembre de 2016.


Angie Rosales tiene 47 años y lleva 16 presidiendo Pallapupas, la organización de payasos de hospital que ella misma fundó. Una ONG que se dedica a llevar sonrisas a 11 hospitales de Cataluña y que atiende ya a más de 35.000 personas enfermas de todas las edades.

Angie nos explica que Pallapupas la ha transformado totalmente como persona, y se siente especialmente orgullosa de haber puesto una gota de alegría a miles de personas enfermas y sus familiares en momentos realmente duros.


1. ¿Qué te motivó a crear Pallapupas?
Yo trabajaba en una compañía de teatro y un amigo me recomendó que me presentara a un casting de payasa de hospital. A raíz de esto entré por primera vez en mi vida en un hospital, en concreto en una UCI pediátrica, y el shock fue tremendo. Tanto ver el sufrimiento que había allí, como darme cuenta de que mi vocación, que era el teatro, podía tener un impacto muy fuerte dentro de un lugar con tanto dolor.

Tras formarme un tiempo en una organización de payasos de hospital de Mallorca, monté Pallapupas en Cataluña.


2. ¿Ha cambiado mucho la organización en estos 16 años?
Muchísimo. Hemos abierto la veda para que la atención a niños en los hospitales sea mucho más humana y adaptada. El aspecto emocional que engloba las enfermedades es muy importante, y eso era algo muy innovador en aquél momento.


"Me di cuenta de que mi vocación, que era el teatro, podía tener un impacto muy fuerte dentro de un lugar con tanto dolor"


3. ¿Fue fácil que os dejaran entrar en los hospitales?
Hubo de todo. Nosotros trabajamos en las plantas de hospitalización, en los quirófanos y en las áreas oncológicas, que tradicionalmente habían sido espacios exclusivamente para personal sanitario. Así que, hubo gente muy “pro Pallapupas”, y otros a los que no les parecía bien que unos payasos entraran en un quirófano.


4. Y ahora que ya os conocen ¿es más fácil?
Mucho más. En pediatría ya son los propios hospitales los que nos llaman para que llevemos nuestro proyecto.



5. ¿Cómo puede ayudar un payaso a un adulto?
Nosotros creemos que el humor es una herramienta para hacer frente a la adversidad de la vida, tengas la edad que tengas. Si tienes un problema, el humor es una herramienta eficaz.


"En los inicio hubo gente a la que no le parecía bien que unos payasos entraran en un quirófano"


6. ¿Pedís permiso a los pacientes antes de actuar?
Siempre. La persona decide si entramos o no, pero la verdad es que nos rechazan en muy pocas ocasiones. Además utilizamos las técnicas del payaso para entrar, y hay maneras de detectar si es buen momento o no para una intervención. A veces, si notas en unos ojos que no es el momento, te quedas fuera.


7. ¿Tiene limitaciones el hecho de actuar dentro de un hospital?
Sí, pero a veces sorprende que cuanto más grave es la situación, más necesidad tiene la persona enferma y su familia de sonreír.

Pero bueno, igualmente nosotros siempre pedimos permiso y recibimos información del personal sanitario sobre el motivo por el que la persona está ingresada y si hay alguna situación personal importante a comentar. En función de esa información decidimos una cosa u otra.


"A veces sorprende que cuanto más grave es la situación, más necesidad tiene el enfermo de sonreír"


8. ¿Cualquiera puede ser payaso de hospital?
No. Tienen que ser payasos profesionales formados en clown, pasar un casting y, si son escogidos, les damos la formación pertinente y están remunerados.


9. ¿Tenéis apoyo de los ciudadanos?
Sí. Tenemos pocos medios para darnos a conocer más, pero es una iniciativa que tiene mucho apoyo popular.


10. ¿Y de la administración?
Las ayudas públicas son solo un 14% de nuestro presupuesto. Sería ideal que se incorporara nuestra terapia como parte de los equipos sanitarios de los hospitales, pero de momento no pasa.

Hay hospitales donde los Pallapupas están totalmente consolidados dentro del equipo sanitario. O sea, hay muchos que lo tienen claro, pero para que esto pase a formar parte de la sanidad pública, aún queda camino. En Argentina han conseguido que se apruebe como ley, pero todavía no se ha aplicado.


11. ¿Qué quiere decir que “hacéis una revolución silenciosa”?
Queremos transformar los hospitales en lugares distintos, en los que pasan cosas malas pero también buenas. La mayor revolución es ir metiendo el arte en lugares que no están previstos para ello. Queremos que el arte no solo esté dentro de un teatro, sino también poder apreciarlo dentro de un hospital.


"La mayor revolución es meter el arte en lugares que no están previstos para ello"


12. ¿Cómo ha influído Pallapupas en tu vida personal?
Conocer los hospitales me ha transformado absolutamente como persona. Yo vivía ajena a esta realidad, y de repente mi vida tomó un sentido distinto y mis prioridades se reordenaron.



¿Quieres que Pallapupas llegue a más hospitales?

Volver a Artículos