Volver a Artículos

Reconciliarse con el móvil

La DGT estima que 1 de cada 3 personas usa el móvil en algún momento mientras conduce. Este dato ha inspirado la campaña que lanza este verano “Si conduces, no chatees” cuyo objetivo es claro: concienciar sobre los riesgos de usar el teléfono ante el volante. En la edición de verano de la revista que publican comparten algunos datos interesantes. Por ejemplo, según el Observatorio Nacional de Seguridad Vial de la DGT, “tras un minuto y medio de hablar por el móvil (incluso con manos libres), el conductor no percibe el 40% de las señales, su velocidad media baja un 12%, el ritmo cardíaco se acelera bruscamente durante la llamada y se tarda más en reaccionar”. La buena noticia es que los modelos de telefonía más modernos ya incorporan un sistema que, al activarse, silencia y gestiona notificaciones y llamadas entrantes para no distraer al conductor. También se puede descargar una aplicación para que funcione de manera similar.

Pero, ¿y cuándo llegues finalmente a tu destino? En este caso, no pienses en desconectar el móvil. Hazlo directamente y así también estarás dando ejemplo a los más pequeños de la familia, si es que ellos también se llevan el teléfono de vacaciones.

¿Sabías qué…?

Un estudio de Tiendeo sobre el uso del móvil señala que los niños entre 4 y 11 años dedican una media de 55 minutos a mirar la pantalla de su dispositivo. Los adolescentes entre 12 y 15 años destinan 72 minutos diarios. Por otra parte, más de la mitad de los padres encuestados afirma que no deja su móvil a los hijos en vacaciones, si bien es cierto que a partir de los 8 años, se muestran menos exigentes.

Porque utilizarlo más no es utilizarlo mejor

Desde Tomando Conciencia, te proponemos un reto: reconciliarte con el móvil; es decir, tener una relación más sana con este dispositivo y no ser tan dependiente. Aunque tal vez, la pregunta que estés haciéndote sea: ¿cómo se puede transmitir esta idea a los más pequeños?

-Habla con tu hijo para acordar límites y establecer normas. Así sabrán dónde está el margen y aprenderán que la comunicación es fundamental. En este vídeo, te contamos algunos tips.

-Configura una clave de acceso para controlar el uso del menor.

-Contrata un paquete de datos limitado para evitar que haga un uso irresponsable.

-Anímale a jugar al aire libre sin un teléfono entre las manos para desarrollar habilidades y gestionar emociones.

-Descubre formas más creativas de utilizar el móvil. Por ejemplo, a través de una aplicación en la que aprendan a tocar un instrumento.

-Y por último, encuentra momentos en el que os conectéis juntos. Así verá que no es necesario estar con el móvil todo el tiempo. ¿Quién mejor que tú para ser su ejemplo a seguir?

Algunos retos parecen imposibles pero cuando se comparten, la historia es distinta. Y es que no hay mejor equipo que el de los padres e hijos, ¿no crees?


Descubre más hábitos de vida saludables para este verano en este artículo.

Volver a Artículos