Volver a Artículos

Reír para sacar a niños de la cárcel

Foto de Dream Nepal.
Foto de Dream Nepal.

AMPARO MONTEJANO - 26 de junio de 2017.


¿Alguna vez te has preguntado qué pasa cuando una mujer tiene un hijo en la cárcel? ¿Y cuando es detenida y tiene un hijo pequeño? En ambos casos la respuesta es la misma. El niño, inocente, vive en la cárcel con ella.


Dream Nepal es una ONG catalana que el año pasado abrió Malahome, una casa de acogida en Nepal para niños rescatados de la cárcel.

Ahora, puesto que sigue habiendo niños condenados injustamente y quieren sacar a cuantos más mejor, luchan por abrir una segunda casa y con este fin han organizado mañana un evento solidario en el Teatro Capitol de Barcelona.

El acto, presentado por Àngel Llàcer, contará con las actuaciones de David Guapo, Txabi Franquesa, Anna Bertran y Cristina Brondo, entre otros, y los beneficios de las entradas irán destinados integramente a poner en marcha el proyecto.

Dream Nepal es la ONG desde la que Marina Portabella, Laura Recoder y Javier Hinojosa llevan más de 10 años ayudando a los niños que nacen “condenados” en el país asiático.

En Nepal, cuando una mujer va a prisión, su familia y amigos la repudian, y nadie se plantea hacerse cargo de sus hijos. Además, consideran que los niños que nacen dentro de la cárcel tienen mal karma, por lo que ni siquiera se atreven a tocarlos.

Por eso, en agosto del año pasado abrieron Malahome, que aunque a simple vista pueda parecer una casa de acogida, es mucho más que eso.


Arriba, la casa Malahome en proceso de rehabilitación antes del verano. Abajo, la habitación de las niñas en la casa.

Durante este año Malahome se ha convertido en un hogar para 17 niños que nunca habían vivido en libertad. Y tanto la casa, como las personas que trabajan en ella, son la única garantía de que tengan los mismos derechos que los demás.

Estos niños nunca han visto una montaña, nunca han ido en bici y nunca se han bañado en el mar. Marina explica a Tomando Conciencia que David, uno de los niños que ha rescatado de la cárcel, gritó de emoción la primera vez que vio que de una planta, había salido una flor.


Marina y Laura con algunos de los niños de Malahome.

En Malahome les ofrecen hogar, asistencia sanitaria y psicológica, educación y, lo más importante, cariño. Además, cuentan también con un programa para ayudarles a encontrar trabajo y casa una vez cumplan los 18 años.


"Malahome es ahora el hogar de 17 niños que nunca habían vivido en libertad"


Sin embargo, nos explica Laura, sigue habiendo muchos niños en las cárceles de Nepal. Unos 80, según tienen constancia.

Por eso se han propuesto abrir esta segunda casa que se encuentra a tan solo 5 minutos de Malahome y que tendrá capacidad para otros 20 niños, ya que consideran que la atención para ellos es mejor así. “Es imposible que se les pueda dar el mismo trato en un orfanato de 100 niños que de 20”, explica Laura.

Dream Nepal cuenta con importantes apoyos del mundo de la cultura. El año pasado el grupo valenciano La Raíz visitó Malahome y este año será Itaca Band quién se acerque a conocer el proyecto en primera persona. Con su colaboración, nos explica Laura, se han planteado la posibilidad de organizar en Malahome y la futura casa un aula de música.

Un gran proyecto social que cuida la sonrisa de niños que, hasta hace unos meses, ni siquiera podían soñar con un hogar como el que tienen ahora.


Compra de entradas.


Volver a Artículos