Volver a Artículos

ReWine, una apuesta por la reutilización de las botellas de vino


REDACCIÓN – 4 de julio de 2017.


En Cataluña se consumen 9 millones de bebidas embotelladas al día y, de estas, un 6% son botellas de vino, lo que significa una media de 540.000 botellas diarias. Elevadas cifras de residuos para un sector que, hasta ahora, ha quedado al margen de la práctica de la reutilización.


De todos los envases que se producen en nuestro país tan solo se reutilizan un 19%. Una cifra realmente baja con la que además, no contribuyen los envases de vino, ya que no se reutilizan en ninguno de sus canales de distribución, ni siquiera en hoteles, restaurantes y catering, como ocurre en otros sectores como los refrescos o las cervezas.

La situación en este sector es, por tanto, muy mejorable en cuestión de sostenibilidad, siendo además uno de los más afectados por el cambio climático ya que la viña y la calidad del vino dependen en gran medida de las condiciones atmosféricas.


“Los envases de vino no se reutilizan en ninguno de sus canales de distribución”


Por ese motivo, la Generalitat de Catalunya ha puesto en marcha el proyecto ReWine que tiene como objetivo promover una reutilización de las botellas en el sector del vino que reduzca la generación de residuos, los gases con efecto invernadero y ahorre costes.

El proyecto piloto se probará con botellas de dos bodegas catalanas y tiene el propósito de demostrar que este proceso es, además de sostenible, económicamente viable.

“La reutilización está en retroceso, pero en Cataluña queremos que sea una prioridad en la gestión de residuos. Con proyectos como reWINE queremos incidir en los consumidores y las empresas para devolver valor a la reutilización y adquirir nuevos hábitos de consumo sostenibles y de futuro”, destacaba Francisco Giró, adjunto a dirección de la Agencia de Residuos de Cataluña en la presentación de la iniciativa al sector vitivinícola en el mes de abril.

El proyecto valorará el éxito o fracaso de la iniciativa atendiendo a todo el proceso de la botella, desde su etiquetado, lavado y distribución en el mercado, hasta la recolección de las botellas vacías para volver a hacerlas útiles.


“La reutilización está en retroceso"


Además, involucra a todos los miembros de la cadena de consumo, ya que la recogida de botellas se hará desde las tiendas, restaurantes, plantas de reciclaje y desde las propias bodegas.

También se llevará a cabo una campaña de concienciación para los consumidores sobre las ventajas de reutilizar envases, y se implementarán incentivos para que devuelvan las botellas vacías.

Con ReWine se prevé recuperar unas 100.000 botellas que se lavarán y comenzarán de nuevo el ciclo de consumo. Con esto se evitarán 45 toneladas de residuos de vidrio.

El proyecto cuenta con un presupuesto total de 991.309€ (un 60% del cuál será aportado por la Unión Europea) y se desarrollará desde septiembre de 2016 hasta diciembre de 2019.


“ReWine evitará que se generen 45 toneladas de residuos de vidrio”


Una iniciativa llevada a cabo por el Parc de Recerca UAB, la Fundación Catalana para la Prevención de Residuos y el Consumo Responsable (Rezero), el estudio de ecoinnovación estratégica Inèdit, la Agencia de Residuos de Cataluña, la empresa María Nutó y la cooperativa Falset-Marçà; y que espera extender el sistema de reutilización de botellas en el territorio catalán y, posteriormente, en otras regiones vinícolas de España.

Con todo esto ReWine quiere impulsar la participación de empresas y administraciones y lograr una reducción notable de la huella de carbono de este sector que, hasta ahora, no se ha comprometido por la preservación del medio ambiente.



Volver a Artículos