Volver a Artículos

“Reyes Magos de Verdad” devuelve la ilusión a niños sin recursos


AMPARO MONTEJANO – 4 de enero de 2017.


Los Reyes Magos no llegan a todas las casas. Existen muchos niños y ancianos sin recursos que no reciben ningún regalo en Navidad. “Reyes Magos de Verdad”, sin embargo, está cambiando esa realidad a base de solidaridad.


Paloma Lladó fue la creadora de esta iniciativa cuando se dió cuenta de que en su ciudad había muchos niños que estaban dejando de creer en la magia porque no recibían ningún regalo en Navidad. Ese primer año, con ayuda de amigos y familiares, logró conseguir 150 regalos.

El año siguiente, Paloma se organizó con seis amigas para llevar a cabo su idea a mayor escala. Enviaron un mail a todos sus contactos en el que pedían ayuda para conseguir regalos y llevarlos el día de Reyes a un centro de niños sin familia. La respuesta fue abrumadora, y desde entonces no han dejado de hacerlo. Ahora, 9 años después, su proyecto ha hecho volver a creer a casi 5.000 niños y 800 ancianos.


"Reyes Magos de Verdad ha hecho ya regalos de Navidad a 5.000 niños y 800 ancianos"


El mecanismo que utiliza “Reyes Magos de Verdad” es sencillo. En primer lugar piden a niños que asisten o viven en centros de acogida que escriban su carta a los reyes con algunos de los regalos que les gustaría recibir y que tengan un valor de alrededor de 30 euros.


“Reyes Magos de Verdad” también lleva a regalos a personas mayores pero con pocos recursos.
“Reyes Magos de Verdad” también lleva a regalos a personas mayores con pocos recursos.

Después de eso, los voluntarios que cada año se apuntan a la iniciativa reciben una carta y compran uno de los regalos que aparece en ella.

Una vez que la organización de "Reyes Magos de Verdad" tiene los regalos, los reparte de forma anónima a los autores de las cartas. Es decir, el niño o anciano recibe uno de los regalos que había pedido pero no sabe de quién es, únicamente sabe que hay “un rey mago” que ha pensado en él.


"El niño o anciano recibe uno de los regalos que había pedido pero no sabe de quién es"


Una bonita iniciativa social que hace que personas sin recursos vuelvan a creer, aunque sea por un momento, en la magia y la solidaridad.


Volver a Artículos