Volver a Artículos

Descubre la historia de “Astral”: de barco de lujo a salvavidas de personas

Jordi Évole afirma que Astral “es uno de los Salvados más especiales”.
Jordi Évole afirma que Astral “es uno de los Salvados más especiales”.

AMPARO MONTEJANO – 11 de octubre de 2016.


Lo que empezó como un capítulo más de Salvados ha acabado siendo la experiencia en la que más se ha implicado el equipo del programa de La Sexta presentado por Jordi Évole.


“Astral” es el capítulo con el que da comienzo la nueva temporada de Salvados, pero, a diferencia de todos los anteriores, se ha convertido en un documental que se proyectará en cines de nuestro país del 12 al 16 de octubre.

Meritxell Aranda, redactora de Salvados, nos explica cómo surgió este proyecto: “Llevábamos tiempo queriendo ir el Mediterráneo Central, y nos enteramos de que los socorristas de la ONG Proactiva Open Arms solicitaban un barco para poder ir a ayudar allí.”

Al contactar con Óscar Camps, fundador de la ONG, les dijo que Livio Lo Mónaco –dueño de la marca de colchones Lo Mónaco– les había cedido un barco para la misión.


"Livio Lo Mónaco decidió regalar su barco de lujo al darse cuenta de que navegaba en el mismo mar en el que estaba muriendo gente"


El rodaje de Salvados empezó en este punto, con una entrevista al empresario que les explicó que había tomado la decisión de regalar su barco de lujo al darse cuenta de que navegaba en el mismo mar en el que estaba muriendo gente.


“He ido al infierno y ahora espero ser libre” – dice uno de los chicos rescatados en el tráiler de Astral.

Así, tras reconvertirlo en un barco de rescate, el Astral partió por primera vez rumbo al Mediterráneo con una tripulación formada por dos equipos: uno de socorristas voluntarios, y uno de televisión con cuatro miembros de Salvados que tuvieron que comprometerse a dejar las cámaras de lado en caso de que se necesitaran sus manos para los rescates.

Al principio fue duro, explica Meritxell. Once días de convivencia en el mar en un espacio muy reducido. Lo primero que dijo el capitán cuando entramos en el barco fue: “Aunque sé que esto nos va a dar mucha repercusión, no me gusta que estéis aquí”.

Sin embargo, tras el primer rescate ambos equipos se dieron cuenta de la importancia del trabajo de la otra parte. Los socorristas estaban salvando muchas vidas –2.500 en total, solo en aquella travesía–, y el equipo de Salvados no molestaba, y documentaba la magnitud y gravedad de lo que allí estaba sucediendo.


El Astral pasó de ser un barco de recreo, a ser uno de los pocos garantes de que los miles de refugiados que tratan de llegar a Europa lo hagan con vida.

Cuando los rescatados ya estaban a salvo pudieron hablar con ellos, y grabar el testimonio de lo engañados que se lanzan al mar para llegar a Europa:

“Te dicen su profesión y que van a ser muy felices en Europa, porque podrán comer y trabajar” –relata Meritxell –“les enseñábamos un mapa para ver si sabían donde estaban y se sorprendían cuando les decíamos que estábamos delante de la costa de Libia”.

Los meten en una lancha, les quitan todo lo que llevan encima y les dan chalecos salvavidas de niño. A uno de ellos le dan una brújula. Será el que pilote la embarcación. “Cuando veas unas luces, habrás llegado a Italia” –le dicen. Pero en realidad las luces son de una plataforma petrolífera.


"A uno de ellos le dan una brújula. Será el que pilote la embarcación."


Después de vivir esta experiencia y escuchar estos relatos en primera persona, Jordi Évole tuvo una idea. ¿Y si proyectaban ese programa de Salvados en algún cine pequeño para recaudar fondos para la ONG?

Su sorpresa fue que, tras hacer un llamamiento a las salas de cine a través de Twitter, la respuesta fue masiva. En total, 140 salas de nuestro país pondrán en sus pantallas Astral. Muchas de ellas tienen ya las entradas agotadas, y toda la recaudación irá destinada a Proactiva Open Arms.


Consulta las salas de cine en las que se proyecta Astral


Volver a Artículos