Volver a Artículos

Vigilemos de cerca a San Valentín

Fotograma de uno de los cortometrajes de la campaña de San Valentín de El Corte Inglés de este año.

Durante los días previos al 14 de febrero nos vemos bombardeados por cientos de anuncios que tratan de convencernos de que su producto, y no otro, es el ideal para regalar en San Valentín. Pero ¡ojo! no todas las estrategias de venta son legítimas, y detrás de muchas de ellas vienen implícitas actitudes MACHISTAS con las que hay que tener cuidado.

El día de los enamorados se ha convertido en un filón para los comercios que, tras un tiempo prudente después de las navidades, vuelven a la carga para incitar al consumismo, esta vez, de las parejas.

San Valentín no tiene nada de malo entendido como un día para celebrar con tu pareja, sin embargo, en demasiadas ocasiones se convierte en una herramienta más para establecer los cánones de una sociedad machista de la que no nos acabamos de librar.

San Valentín se convierte en una herramienta para establecer los cánones de una sociedad machista

Es el caso de la campaña #LaSuerteDeQuererteque, que El Corte Inglés lanzó para este San Valentín, y que consistía en una serie de 5 cortometrajes que explicaban diferentes historias de “amor”. Tras las numerosas quejas, uno de ellos tuvo que ser retirado.

Se trata de “Equis o corazón”, escrito y dirigido por Roberto Pérez Toledo, y que explica la historia de una pareja que se ha conocido a través de la aplicación Tinder.

En el corto se ve como tienen una discusión motivada porque la chica sigue utilizando la aplicación, y además da “demasiados” likes en fotos de chicos, según él. Al final, la pareja hace las paces cuando ella le promete que "intentará controlarse con los likes”.

“Intentaré controlarme con los likes” dice la protagonista del corto

Un "final feliz" que esconde un tipo de relación que se basa en el CONTROL y la SUMISIÓN, y que desgraciadamente está demasiado extendida hoy en día entre los más jóvenes, por lo que, de ninguna manera debe ser difundida por una marca como “historia de amor”.

El control de las parejas a través de las redes sociales es una realidad que ha ido avanzado a la vez que se propaga el uso de éstas, tanto de chicos a chicas, como a la inversa.

En cualquiera de los casos, se trata de actitudes negativas que no solo no se debe permitir que circulen, sino que además deberían tratar de combatirse a través de la educación tanto de la libertad, respeto e IGUALDAD dentro de las parejas, como de la importancia de saber diferenciar entre acciones en las redes sociales, y realidad.

Micromachismos es una sección de eldiario.es que sirve para rastrear, denunciar y desmontar todos aquellos machismos cotidianos que tantas veces pasan desapercibidos.

Volver a Artículos