Volver a Artículos

Tarjeta roja para los padres

La pelea de padres en el campo del Alaró fue registrada con el móvil por un espectador.
La pelea de padres en el campo del Alaró fue registrada con el móvil por un espectador.

REDACCIÓN – 24 de marzo de 2017.


El pasado fin de semana el fútbol amateur fue testigo de un violento y vergonzoso incidente en Mallorca.


Fue en el encuentro en el que competían la Unión Deportiva Alaró contra la Unión Deportiva Collerense, ambos equipos juveniles de la isla de Mallorca.

La disputa comenzó a causa de una dura entrada de un jugador del equipo local, el Alaró, sobre un futbolista del equipo contrario, que originó una pelea entre ellos.

Esto provocó que varios padres de los dos equipos saltaran al campo y se empezaran a pelear también, primero en el césped, y luego en la zona de gradas, como muestra un video grabado por uno de los asistentes y que se ha hecho viral. El incidente acabó con varios heridos y una veintena de denuncias.


Hace un par de semanas, otro incidente similar ocurrió en el otro archipiélago español. En un partido disputado en Gran Canaria entre la U.D Telde y la U.D Guía dos padres de jugadores protagonizaron una brutal pelea a puñetazos en las gradas del campo. Uno de los dos implicados, incluso, tuvo que ser operado de un ojo y puede que tenga que ser intervenido una segunda vez.


“Uno de los dos implicados en la pelea tuvo que ser operado de un ojo”


Son solo dos ejemplos, pero en ningún caso aislados. Expresan, de forma clara y contundente, algunos de los problemas endémicos del fútbol español: la falta de respeto y la poca cultura deportiva imperante.

Manifestaciones nocivas que se convierten en la rutina de cada fin de semana en distintos campos del país. Estas son todavía más preocupantes en el caso del fútbol formativo. La desazón de muchos buenos formadores, que los hay, se produce por este choque cultural con muchos padres incapaces de compartir los valores del fútbol y de entender las prioridades de una etapa formativa en este deporte.


"Muchos padres son incapaces de entender las prioridades de una etapa formativa en este deporte"


Además de estos casos de violencia, el comportamiento de muchos de estos padres es desolador también desde otros puntos de vista. Cuando no insultan a los árbitros, provocan a los rivales. Seguramente les quedará tiempo para cuestionar a voces las instrucciones de los entrenadores/formadores y para indicar a sus hijos o compañeros de equipo la forma correcta de proceder en el terreno de juego.

Situaciones que hacen evidente la incultura deportiva que, en muchos casos, sigue habiendo en nuestro país.


Volver a Artículos