Volver a Artículos

Un millón de euros para el cáncer con las Pulseras Candela

Candela, Daniela y Mariona son las tres niñas valencianas que iniciaron esta ola de solidaridad.
Candela, Daniela y Mariona son las tres niñas valencianas que iniciaron esta ola de solidaridad.

AMPARO MONTEJANO – 12 de enero de 2017.


El gesto de dos niñas que querían ayudar a su amiga, enferma de leucemia, ha desencadenado una red de solidaridad que ha hecho que hoy, 3 años después, hayan logrado recaudar un millón de euros para la investigación del cáncer infantil.


Todo empezó hace 3 años, cuando Carmen Mora, voluntaria del Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona, enseñó a Candela a hacer unas pulseras de nudos para entretenerse durante su estancia en el hospital.

Ella enseñó a hacerlas a Daniela y Mariona, sus amigas de toda la vida de Benicarló (Valencia), y estas, para tratar de ayudar a Candela recaudando fondos, empezaron a vender las pulseras en su pueblo.

Candela enseñó también a hacer las pulseras a sus compañeros del área de oncología del hospital, que a su vez enseñaron a sus familiares y amigos.

Poco a poco, esta red de pulseras solidarias que se cambiaban por donativos de 3 o 5 euros se fue expandiendo por todo el país y cada vez eran más las familias, colegios, residencias, comercios y particulares que hacían, vendían o adquirían Pulseras Candela para recaudar fondos.



"Cada vez eran más las familias, colegios, residencias, comercios y particulares que hacían, vendían o adquirían Pulseras Candela"


Ayer, el hospital Sant Joan de Déu informó en una rueda de prensa de la magnitud del “fenómeno Candela”.

En total se han vendido en estos tres años 274.000 pulseras con las que se ha recaudado un millón euros. Con este dinero se podrá contratar a 12 investigadores durante 3 años para el laboratorio de investigación del cáncer infantil de Sant Joan de Déu, único centro del estado español dedicado a este tipo de enfermedades.


“Con este dinero se podrá contratar a 12 investigadores 3 años para el laboratorio de investigación del cáncer infantil”


“Eso es muchísimo” –explicaba la responsable de captación de fondos del hospital, Gloria Garcia– “es la mitad del laboratorio”.

El doctor Jaume Mora, director del mismo, aseguraba que en la actualidad en Sant Joan de Déu se cura a más del 80% de los niños con cáncer, y que solo investigando se puede lograr mantener e incrementar estas cifras.


“En Sant Joan de Déu más del 80% de los niños con cáncer se curan” – Dr. Jaume Mora.


“Sin este apoyo no existiría el laboratorio, y solo así podemos avanzar en el estudio de estas enfermedades”– insistía. Además, el doctor exponía el compromiso que su laboratorio adquiere tras una donación así: “Es un contrato y nosotros tenemos la responsabilidad de pasar factura”.

Candela tiene ahora 15 años y ya está curada. Sin embargo, su experiencia ha servido no solo para recaudar una gran cantidad de dinero para investigación, sino también para devolver la confianza a muchas personas que tras el engaño del “Caso Nadia”, han dejado de creer en la necesaria solidaridad ciudadana para casos particulares y enfermedades que el estado no sufraga, y en los que la única opción para financiar la investigación son las aportaciones de los ciudadanos.


Las Pulseras Candela tienen una página de Facebook, y se pueden adquirir en establecimientos Carglass y otras tiendas.

Volver a Artículos