Volver a Artículos

Un restaurante con estrellas Michelin para los “sin techo”

Ayer se hizo una primera cena para 20 comensales y esta noche se hará la inauguración oficial del Robin Hood con los embajadores de la iniciativa.
Ayer se hizo una primera cena para 20 comensales y esta noche se hará la inauguración oficial del Robin Hood con los embajadores de la iniciativa.

AMPARO MONTEJANO – 29 de noviembre de 2016.


El padre Ángel, fundador de la ONG Mensajeros de la Paz, quiere reescribir la leyenda de Robin Hood ofreciendo a personas que duermen en la calle la oportunidad de cenar en un restaurante “de verdad”.


Esta tarde, a las 19 horas, abre sus puertas el primer restaurante Robin Hood de Madrid. Se trata de una iniciativa del padre Ángel que tiene como objetivo dignificar a las personas que viven en la calle ofreciéndoles la oportunidad de cenar en un restaurante en el que, incluso, algunos de los chefs más reputados de nuestro país se comprometan a cocinar de vez en cuando. Esta es su propuesta y desde la ONG están convencidos de que, por el apoyo que ha recibido la iniciativa, lo conseguirán.

De momento, la inauguración de esta tarde contará con la presencia del chef del restaurante El Bohío y juez del programa Masterchef, Pepe Rodríguez; la actriz y concursante del programa, Cayetana Guillén Cuervo; el chef del restaurante El Jardín del Hotel Intercontinental, Miguel de la Fuente; y el cocinero del Canal Cocina Julius Bienert.

El Robin Hood ofrecerá de día menús a precios asequibles para cualquiera que se acerque y, de noche, dará la posibilidad de disfrutar de cenas de calidad a 100 personas sin hogar que no tendrán que pagar ni un euro, ya que el padre Ángel confía en que “lo recaudado durante el día sirva para beneficiar las cenas de los que no pueden pagar”.



El padre Ángel, galardonado con el premio Príncipe de Asturias de la concordia, es el fundador de la ONG Mensajeros de la Paz, que desde hace dos años ofrece en la Iglesia de San Antón más de 200 desayunos y cenas gratis a personas sin recursos.

Sin embargo, explica el párroco, estas comidas les son entregadas y ellos las comen en los bancos de la iglesia o en la calle, por lo que con esta iniciativa pretenden cambiar esto y lograr que ricos y pobres coman en las mismas sillas con platos, vasos de cristal y servilletas de tela.


“No queremos que se acaben los ricos, queremos que se acaben los pobres” – padre Ángel.


El primer Robin Hood se encuentra en la calle Eguilaz número 7, junto a la glorieta de Bilbao, pero la idea es abrir muy pronto más locales en otros puntos de Madrid y de toda España.

La leyenda del hombre inglés que robaba a los ricos para dar a los pobres renace a partir de hoy en Madrid en este local que no robará a nadie, porque como dice el eslógan del establecimiento “No queremos que se acaben los ricos, queremos que se acaben los pobres”.

Volver a Artículos