Volver a Artículos

ZOOXXI, por un zoo más humano

Zooxxi, mono feliz tapándose las orejas.

“Los zoológicos deberían ser instituciones enfocadas a fomentar los derechos de los animales, a proteger las especies autóctonas y a rescatar animales heridos. Es hora de un cambio de paradigma, es la hora de ZOOXXI.”


Cualquier persona que respete mínimamente a los animales está en contra del formato tradicional de zoo, un espacio en el que son privados de la libertad y de las condiciones de su hábitat natural con el simple objetivo de ser observados y fotografiados por los seres humanos.

Sin embargo, ZOOXXI va un paso más allá y a través de la Asociación LIBERA! y la Fundación Franz Weber hace una propuesta de zoo revolucionaria y diferente. Una transformación de un concepto caducado que podría aplicarse a nivel mundial y beneficiaría a toda la comunidad.

ZOOXXI propone reconvertir los parques zoológicos con el objetivo de adaptarlos a la ciencia y a la ética de nuestra época y que sean espacios para la divulgación de los derechos de los animales.


"ZOOXXI hace una propuesta de zoo revolucionaria y diferente"




Detrás de la iniciativa hay una red de activistas, científicos y educadores que empezaron defendiendo que había que cerrar los zoos. Sin embargo, con el tiempo se dieron cuenta de que la solución no pasaba por cerrarlos, “ni hacer jaulas más grandes”, explican a Tomando Conciencia, sino que lo que había que hacer era cambiar el planteamiento.


"Adaptar los zoos a la ciencia y la ética de nuestra época y que sean espacios para la divulgación de los derechos de los animales"


Un zoo más autóctono donde se da cobijo a animales heridos, incautados o rescatados. Un espacio donde se apliquen las nuevas tecnologías y los conocimientos de los que disponemos sobre animales y sus hábitats para educar a aquellos que los visiten en la empatía hacia los animales.

La propuesta es reciente pero ya se ha aplicado con éxito en un zoo de México, y se está tratando de aplicar en el zoo de Barcelona mediante conversaciones con los partidos políticos y canales de participación como las consultas ciudadanas.

Un paso adelante en el necesario camino para que los zoos sean instituciones al servicio de los animales y no al revés, como pasa actualmente.

Volver a Artículos